Columnista

AvatarRedacción4 septiembre, 2019
secuestro.jpg
1min1880

Les voy a contar del proyecto que se aprobó anoche en la cámara de Diputados de Salta sobre LA SUSPENSION DE SECUESTROS POR EJECUCIONES PRENDARIAS | Columna Dr. Cristian Quiquinto

¿Que ocurre?

Con los aumentos en el valor de las cuotas se ha generado una situación compleja de pago y por otra parte una falta de diálogo directamente para consensuar con los administradores de plan de ahorro.

Los planes subieron en forma exponencial, un vecino que pagaba $5 mil pasó a pagar más de $10 mil, en algunos casos un valor aún mayor. Muchos no pueden afrontar los pagos y los hechos de incumplimiento por parte de los consumidores se producen.

Y la respuesta rápida de las empresas es secuestrarles los bienes y esto claro no puede ser así o mejor dicho próximamente NO será así.

Este proyecto fue impulsado por el Diputado Lucas Godoy que en su Facebook mencionó entre otras cosas que:

“A través de esta iniciativa buscamos proteger al consumidor para que en una instancia de mediación pueda resolver el conflicto sin la amenaza de perder su bien”.

Pasando en limpio, el vecino que por 1 o 2 cuotas impagas del plan de ahorro puede sufrir el secuestro del vehículo, teniendo luego que costearse representación y gastos de diferente índole en sede judicial y en el ámbito extrajudicial, ya no padecería mas de este infortunio, a priori.

Tendrían la posibilidad de asistir a una mediación judicial para solucionar los inconvenientes y así evitar caer directamente en el mencionado Secuestro de su vehículo.

Claramente es una medida beneficiosa y que el legislador Godoy avizoró correctamente acorde al tiempo de crisis imperante.

Esperemos que pronto la misma cumpla su cometido. Pulgar arriba para Lucas Godoy!

Dr. Cristian Quiquinto | Defensa del Consumidor El Galpón

AvatarRedacción21 agosto, 2019
alberto.jpg
2min860

La impactante victoria de Todos construyó un presidente virtual. Aún no se votó pero ya consideramos que Alberto Fernández ganó las elecciones. Macri y sus ministros intentan recordar a la opinión pública que las verdaderas elecciones aún no se han realizado. Y tiene razón. Pero a sus palabras se las lleva el viento. El 47 a 32 (que se convierte en 49 a 33 si sacamos el voto en blanco) fue tan contundente que no deja lugar a otros argumentos.

Esto nos fabricó un problema, que empeora la delicada situación en que se encuentran nuestras finanzas. Las PASO fueron pensadas como un mecanismo para seleccionar candidatos presidenciales, no para elegir presidentes. Pero en este caso, con listas únicas y una elección que fue idéntica a la del 27 de octubre -con la diferencia del voto en blanco que no se computa, y los tres candidatos con menos de 1,5% de los votos que no clasificaron-, nos anticiparon el resultado. Macri ya no visto como el presidente, y Fernández sí. A los mercados les importa más lo que diga o deje de decir Fernández, que las propias acciones y decisiones administrativas del presidente real.

Esto nadie lo vio venir. Se trata de una combinación de factores poco usual. En 2011 sucedió algo similar, pero a la inversa: la presidenta en búsqueda de la reelección, Cristina Kirchner, tuvo un resultado tan contundente en las PASO que las generales se convirtieron en una mera formalidad. Pero ella ya estaba en la Casa Rosada; ahora, el presidente que busca reelegir no lo logró. Lo cual, dicho sea de paso, amplifica el sentido de la derrota: en América Latina ganaron casi todos los presidentes que se presentaron a su primera reelección consecutiva.

MARTINGALAS

Tal es el drama, el vacío de poder, que se comenzó a especular con alternativas institucionales. Como adelantar las elecciones o la entrega del poder. Pero no es nada sencillo cambiar esa fecha -la Constitución, en su artículo 95, dice que se debe votar dentro de los dos meses anteriores a la entrega del mandato, por lo que sería necesario todo un gambeteo jurídico a la norma, como el que se hizo en las elecciones de 2003- ni tampoco hay interesados en hacerlo. En la ciudad de Buenos Aires, los operadores de Horacio Rodríguez Larreta estudian la posibilidad de separar las boletas de presidente y jefe de gobierno, para evitar un arrastre negativo. Es la hora de las martingalas electorales.

Mientras tanto, dentro de un mes el FMI deberá hacer un desembolso importante. Y seguramente querrá saber quién está a cargo y con quien debe conversar. Alberto Fernández estará conminado a moverse; si no lo hace, se multiplicarán los voceros que opinan antes de tiempo.

Sabemos ya que vamos hacia un modelo más heterodoxo y de aspiraciones productivas. Pero quedan muchos detalles por develarse. El círculo político de Fernández probablemente se parezca un poco más al de un gabinete clásico, con ministros que están ahí por diversas razones. Un mix de tecnocracia, partido y federalismo; una vocación de concertar con una coalición más grande y más diversa.

Podemos imaginar un gabinete fernandista en el que convivan un núcleo tecnocrático y más amigable al mercado, a cargo de la gestión financiera y del Tesoro, otro más moderado en las relaciones con las provincias y los sectores productivos, y un ala más política (kirchnerista) al frente del estado social (desarrollo social, salud, trabajo, etc.), el Congreso y varios gobiernos locales.

Alberto y Cristina Fernández seguramente estarán al frente de una coalición compleja y diversa, que deberá hacer frente a un vendaval de demandas sociales sin margen presupuestario para el populismo. Pero lo primero, lo urgente, es la transición. Que no puede considerarse como tal hasta que Macri la habilite. Y que no puede esperar mucho tiempo más para comenzar.

Columna Política – Redacción

AvatarRedacción4 agosto, 2019
crivellllliiii.jpg
2min920

Es insólito que un presidente con un desempeño económico tan pobre le siga pisando los talones al principal opositor. CFK se equivocó al nombrar a un sustituto errático y poco creíble.

Las encuestas han dado en Argentina incontables pruebas de su baja fiabilidad, pero las últimas publicadas antes de las primarias coinciden casi unánimemente en un hecho: la recuperación de Mauricio Macri y su acercamiento en intención de voto a la fórmula Fernández-Fernández.

El caso es insólito, porque el principal parámetro con que los votantes juzgan a un gobierno es el de la economía y en ese terreno el desempeño de Mauricio Macri ha sido malo. Se pasó de un descontrol de las variables macro a una estabilidad precaria; la economía anda con dos ruedas sobre la banquina.

La oposición, sin embargo, no ha podido capitalizar el hecho y a una semana de las PASO los sondeos dan a Macri con posibilidad de ganar o de perder por un margen escaso. Esto obedece a más de un motivo, pero el más obvio es el error de Cristina Kirchner de designar un candidato vicario, que debía proyectar una imagen menos facciosa y autoritaria que la de ella y la de su guardia de corps de “la Cámpora”, pero que no lo logra.

Esa imagen de intolerancia y partisanismo es la razón del “techo de cristal” que le impide a Cristina Kirchner aplastar al macrismo en las encuestas y la principal causa por la que no pudo asumir la candidatura a presidente. Es la razón de ser de Alberto Fernández y su mayor deuda con quien lo designó.

El propio Fernández explicó en un “spot” publicitario que había sido elegido como candidato por su impronta de “conciliador”, pero a poco de andar comenzaron a surgir los roces, en varios casos con periodistas, y ya parece que del halo de kirchnerista de buenos modales le queda poco. En parte por sus errores y en parte porque tiene a la prensa en contra e ignora como manejarla.

Pero la mala predisposición de un sector del periodismo no debe quitarle méritos propios a Fernández. Prueba de ello, el conflicto con una investigadora del Conicet, ocasión en la que no dejó error por cometer.

La investigadora, simpatizante del gobierno, había declarado su preocupación de ser perseguida en caso de que Fernández ganara. Fernández rodeado de un corte de universitarios kirchneristas que difundía una penosa imagen corporativa la nombró públicamente y la exhortó a no temer porque él estaba dispuesto a cuidarla. Todo mal. No debió nombrarla y menos prometerle protección como si fuese Luis XIV o Vito Corleone. La puso en pie de igualdad y la hasta ese momento ignota farmacéutica lo zarandeó por los medios en forma memorable.

De todas maneras Fernández no cometió su error más visible en ese cruce, sino en materia económica. Anunció que dejaría de pagar los intereses de las Leliqs, que usaría los fondos resultantes para aumentar a los jubilados y que se hacía imperativa una devaluación. Lo hizo ante un periodista “amigo”; fue un error no forzado.

Hubo un intento de su asesor económico Guillermo Nielsen de arreglar el entuerto, pero infructuoso. Las palabras del candidato sólo podían ser entendidas de dos maneras: como un brote populista o como un intento de atacar la estabilidad cambiaria alentando una fuga de ahorristas hacia el dólar en previsión de una devaluación cuando los “k” lleguen al poder. En cualquier caso quedaba como un irresponsable o un conspirador contra la estabilidad económica.

¿Por qué dio ese paso en un programa de televisión que podía usar cómodamente como tribuna de campaña? Fernández quería introducir en la agenda la situación de la economía. Algo que no había podido hacer en parte por la habilidad del gobierno de dirigir la polémica hacia otras cuestiones y en parte porque su sector tiene voceros como Aníbal Fernández que pueden destruir todo el esfuerzo del candidato con una sola frase.

Pero instalar la complicada situación cambiaria prometiendo desde el llano una devaluación tiene tan pocos antecedentes como el hecho de que Macri con 45% de inflación anual continue siendo competitivo. Si Macri muestra hechos (obras públicas) golpeando el piso, se supone que la oposición tiene que hacer promesas. Pero no de devaluar.

En suma, el compañero de fórmula de Cristina Kirchner no proyecta la imagen que su jefa política planeaba para atraer al votante independiente. Ambos andan a la deriva, sus campañas son erráticas, tienen múltiples voceros y reflejan la caótica coalición que lidera desde un segundo plano la ex presidenta. Por eso Macri sigue a flote.

AvatarRedacción29 junio, 2019
CELINAAA.jpg
1min1280

En esta entrega Celina nos habla de los Derechos del Niño. Mirá el VIDEO


[dropcap]E[/dropcap]n esta edición del Rincón de Celina, la pequeña columnista de Expresión del Sur decidió hablar sobre los derechos del niño. Con su tierna manera de comunicar, enumera los 10 derechos consagrados para la infancia del mundo; igualdad, protección, identidad, integración, salud, amor, educación, jugar, auxilio y el derecho a la participación.

Es de destacar que los derechos del niño son un conjunto de normas jurídicas que protegen a las personas hasta cierta edad.

Todos y cada uno de los derechos de la infancia son inalienables e irrenunciables, por lo que ninguna persona puede vulnerarlos o desconocerlos bajo ninguna circunstancia. Varios documentos consagran los derechos de la infancia en el ámbito internacional, entre ellos la Declaración de los Derechos del Niño y la Convención sobre los Derechos del Niño.

 

AvatarRedacción8 junio, 2019
CELINAA.jpg
1min1310

A partir del mes de junio, cada sábado la niña nos ofrecerá su visión sobre los temas de actualidad.


[dropcap]E[/dropcap]l Rincón de Celina es una columna de actualidad que tiene como principal protagonista a esta virtuosa niña de San José de Metán que a sus 11 años, muestra una verdadera pasión por lo que hace,.

Se trata de una Columna que aborda los temas de actualidad pero con una impronta propia de la niñez. Todos los sábados vamos a compartir por Expresión del Sur, las interesantes y constructivas ocurrencias de Celina.

En esta primera entrega, Celi nos ofrece algunos consejos para cuidar del Medio Ambiente.

Un agradecimiento especial a su madre, Ana María..

Ahora mira el video… 


Sobre Nosotros

Expresión del Sur es un Producto de "Productora del Sur"
San Martín N° 906  - El Galpón - Pcia de Salta - Argentina
Director: José Alberto Coria
Registro de DNDA: EN TRÁMITE
Edición N° 866 | Online desde el 13/07/2017

Contacto

WhatsApp